Sobre los vestigios en el Terreno de los Ahuehuetes

El 26 de Agosto de 2016 Periódico Supremo publicó la nota “A la expectativa de realizarse la calle, arqueólogos de INAH avanzan en inspección del terreno de los ahuehuetes en Texcoco”, donde existen declaraciones que es correcto precisar.

Se dice que suponemos que la construcción de la calle dañará los vestigios. No lo suponemos, estamos ciertos de ello. La traza de la calle pasa por encima de arquitectura, como se puede observar en los trabajos que realizan los arqueólogos actualmente. Construir una calle que no es necesaria dejaría cubiertos vestigios arqueológicos, lo que impediría la investigación exhaustiva del sitio. Aún más, la construcción de la calle obedece a un proceso de urbanización que terminaría por sepultar una de las pocas ventanas al pasado que le quedan a Texcoco.

Estamos consientes de que la conservación no es sencilla, requiere de un proyecto integral que dignifique los vestigios y sea económicamente viable. Que sea complicado no quiere decir que no sea posible o justo.

Se ha expresado que el INAH es quien dictaminará pero quien puede detener el proceso de destrucción arqueológica y el de urbanización, aún sin el Instituto, es el Ayuntamiento de Texcoco. Solo necesita desistir de construir la vialidad que no resuelve el problema de movilidad.

Por último, señalamos que un parque o jardín no es lo mismo que un bosque. Los usos, plantas e infraestructura necesaria para uno y otro son completamente diferentes.

Red Ciudadana Nodo56

Un comentario

  • Sergio A. Carrrillo M: dice:

    Encomiable precisión; les felicito por su postura , la dignidad y respeto a la cultura de los vestigios arqueológicos amerita nuestra atención; la actitud de la administración municipal no coincide con nuestro legado histórico.

Dejar un comentario